28 diciembre, 2017

Reciclar también el agua

Jose Luis Gallego, divulgador ambiental

De la misma manera que, gracias a la colaboración de todos en la recogida selectiva, los residuos ya no son basura. Así como entre todos estamos reciclando sus materiales para reutilizarlos, nuestras aguas residuales pueden ser reutilizadas gracias a los modernos sistemas de tratamiento de las estaciones depuradoras.

Una opción, la de la regeneración de las aguas residuales, que se presenta como la mejor estrategia para garantizarnos el acceso al agua potable y de saneamiento, sobre todo ante el difícil reto del cambio climático: que nos va a deparar unos períodos de sequía cada vez más recurrentes y severos. Por eso es necesario avanzar hacia un uso circular del agua.

Actualmente disponemos de la tecnología y el conocimiento necesarios para recuperar las aguas residuales y devolverlas en óptimas condiciones al cauce de los ríos en lugar de abocarlas a los emisarios que las conducen mar adentro. En lugar de ello, podemos enviarlas aguas arriba de los cauces, a varios kilómetros de distancia, para mejorar su caudal y contribuir a la conservación de los ecosistemas fluviales.

La EDAR del Baix Llobregat tiene la infraestructura y tecnología para reutilitzar el equivalente a 100 piscinas olímpicas de agua cada día.

Pero no solo eso. La calidad de las aguas que se están obteniendo en las estaciones de aguas residuales más modernas, como la del Baix Llobregat, mejora con mucho la de la propia agua que llega a las potabilizadoras. Ello supone que, una vez devueltas al río y tras su completa naturalización y perfecta combinación con las que conduce, pueden ser captadas para iniciar el proceso de potabilización y ser incorporadas de nuevo al ciclo de abastecimiento.

De ese modo, la reutilización se presenta como una oportunidad real para hacer frente a la sequía de una manera mucho más eficiente y económica que otras opciones, como por ejemplo, la controvertida desalinización. Controvertida porque se trata de una opción con un alto coste energético y que genera un aumento de las emisiones de CO2 causantes del cambio climático.

Deja un comentario